Un Regalo de Luz y Amor cap 4 por Cayetano Salas Salas

Capítulo 4

cayetano-libro

Si eres Amor, y estoy seguro que lo eres, no puedes ir contra unas Leyes que te lleven a un lugar que acabará agrediéndote por no ir en sintonía con la Luz. Pues, no hay que olvidar que aunque estemos en la Tierra, la lucha sigue viva: Luz y tinieblas, tú eliges dónde quieres estar, con cada acto, con cada pensamiento. Con cada paso vas marcando un camino que te mostrará la Verdad que estás sembrando.

La transparencia siempre te dará libertad. No puedes engañarte a ti mismo. No puedes vivir una vida para agradar a otros. Tienes también que pensar en ti. No puedes dañarte queriendo dar felicidad a todos. Debes ofrecer lo mejor de ti mismo.

Conoces tus debilidades. Debes hacer lo posible para mejorarlas en tu existir, para purificarte. Dale a tu corazón los sueños que pida, lucha por conseguirlos. No dejes para mañana lo que puedas vivir en este momento. Transfórmate si no lo has hecho.

Puedes alumbrar con tu sonrisa, bondad y Amor muchas vidas. Eres único con todo lo que ello significa.

Aclara las dudas que tengas, confía en tus intuiciones y mira con Amor tu vida. Es imprescindible tener esperanza y motivaciones, te hará bien en tus días: debes superarte. A veces vendrán luchas, pero no puedes conseguir cambios si no te prestas a conseguirlos.

Evita la gente que sólo pretende herirte. No le guardes rencor, pero rodéate de gente que te inspire confianza y te dé amor sin intereses. Conociendo cómo está el mundo, todos tenemos la oportunidad de hacer un mundo con más color y alegría. Cada mano que se entrega a La Causa es un eslabón; es importante realizarse y formar juntos esa cadena.

Tu ayuda es tan necesaria que puedes iluminar vidas, igual que a ti también te iluminan. Si todos contribuyésemos por hacer un mundo mejor habría grandes cambios.

Hemos venido a la Tierra, no para poseer grandes cosas, sino para vivir en paz y libres. Con el Amor más paciente podemos conseguirlo.

Empezar a conocerte debe hacerte humilde. No eres más que nadie, pero tampoco menos: siempre hay que tenerlo presente. Visualizando todo lo que te rodea te das cuenta de que El Amor siempre permanece cuando tú estás en sintonía con el ambiente que te encuentras.

Nunca te condenes. Si te has equivocado, cambia tu conducta. Eres humano, pero debes ser consciente que si no cambias te seguirás maltratando.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario