Una noche en la ópera por MaruBV, Informático Farero, Nefalibata, Puri VR, JJ Kastle, Daniel Collazos, Ana Centellas , Eidsei, M. Floser, Olga LaFuente, Asilo Oscuro, Elena Siles, Dagmar Sola, Inkomar y Laia Pavila

@MaruBV13

Era su noche y no había un solo lugar vacío en el teatro. La Diva caminaba por el escenario disfrutando su momento. En el foso, los músicos afinaban sus instrumentos y ella se preparaba para la interpretación de su vida. Sonrió y entonces escuchó un grito…

 

@informatifarero

…tras ella.

El público comenzaba a levantarse. Murmullos, y algún ocasional grito, comenzaba a elevarse desde el patio de butacas. Se giró despacio la diva. El tenor, con el rostro manchado de sangre avanzaba despacio hacía ella. El mango de un puñal asomaba de su engangrenado

pecho. Ella se hizo a un lado, horrorizada.

Y el horror dio paso a la indignación. No avanzaba hacia ella, sino al centro del escenario.

«Vaya una forma más rastrera de robarme el protagonismo», pensó. «Hoy era mi gran día»…

 

@jardindebonsais (Nefalibata)

«Podría haber sido peor…», piensa mientras se acerca al cuerpo recién desplomado. «Después de todo, quien haya reemplazado el retráctil puñal de atrezo del tercer acto por uno auténtico, llevaba la intención de matarme a mí. Debo averiguar quién ha dado el cambiazo y qué

serie de casualidades lo han llevado hasta el pecho de este estúpido. Míralo, ahí tirado… ¡Hasta muerto tiene que adoptar una pose dramática!». Rodeó en un hipócrita abrazo a su compañero y lloriqueó sin lágrimas, mientras las manchas de sangre se mimetizaban con su rojo vestido de Carmen.

 

@PuriRV

¡No podía desaprovechar tal oportunidad!! Levantó la cabeza en un teatral gesto de dolor y, a modo de falso tributo, comenzó a cantar «La habanera» con todo el sentimiento del que fue capaz… Don José, su marchito enamorado, seguía, latente, en el suelo…

 

@JJ_Kastle

«El amor sí que es un pájaro rebelde» pensó para sí después de recitar el último verso de la canción con lágrimas en los ojos. Había amado y odiado a ese hombre que reposaba en sus brazos a partes iguales, pero en distintos momentos de su vida.

Ahora que yacía tibio casi frío, no pudo evitar llorar por dentro, pues sus lágrimas no querían salir. Tal era su estupor que no se dio cuenta de que una sombra se erigía a sus espaldas, con una sonrisa reluciente y endemoniada…

 

@danielcollazos

—No imaginé que ese idiota te amara tanto para interponerse. Pensé que había fallado y que huirías, pero recordé cómo eres. Aún puedo destruirte.

—Cállate —susurró la diva, mirándolo de reojo. Trataba de mantener el papel de tristeza que acababa de asumir.

—Te quedarías en el escenario para no perder a lo que queda del público —continuó, señalando a quienes aún habitaban el teatro—. El show debe…

—Tú y tus malditos clichés —retiró el cuchillo del cuerpo del tenor, lo empujó y se levantó furiosa—. Eres inepto para dirigir y para matar. Nunca debí aceptar trabajar contigo.

—¿Vas a atacarme? Perfecto. Dale un buen show a la policía —el director alzó los brazos y cambió la expresión de su rostro, a la careta del miedo.

 

@AnaCentellas

El rostro de la diva cambió de manera radical. Dirigió su mirada al fondo del teatro, por donde hacía entrada la policía en ese instante, a pesar de que el público aún no se había percatado de lo que estaba ocurriendo en realidad. Aquel mal nacido lo debía tener todo preparado. El miedo se reflejó en su mirada, pero ella no estaba utilizando ninguna careta. Estaba más que claro lo que pensaría la policía, o cualquiera, que había ocurrido en aquel escenario. Sin pensarlo demasiado se abalanzó sobre el director con el cuchillo en alto

 

@Eidsei

Y, agarrándole de las impolutas solapas de su esmoquin, comenzó a zarandearlo teatralmente.

—¡Tú! Mi más acérrimo enemigo. ¡Tú! A quien él más odiada —se alejó un paso, decidido, pero temblando, en su más perfecta actuación —Tú, ¿quién más que tú? —se puso una mano en el pecho.

El director se quedó paralizado mientras ella seguía su acto.

—¿Quién más cometería tal crimen? En esta noche, mía y suya. En esta noche, sólo nuestra. ¿Por qué debiste arruinarla, mancillarla, empaparla de sangre? Pero no te lo permitiré. No dejaré que hagas tuya esta noche, que robes nuestro acto, que destruyas nuestro amor. Esta noche, donde somos protagonistas —en algún punto, no recordaba cuál, las lágrimas que caían se volvieron suyas, verdaderas, no un acto. Y, con un gesto teatral, como ella misma, se clavó el cuchillo en un costado

 

@M_Floser

La policía se quedó de pie, en la última fila, mientras la diva seguía con su exageración. Ella se abrazó al director, fingiendo un sollozo y, aprovechando la posición, le susurró al oído:

—Sé que esta noche dormiré entre rejas, pero para ti hoy se cierra el telón.

 

@Olga_Lafuente

Acto seguido, ella se desvaneció suavemente sobre el director manchándolo con la sangre que brotaba de su costado. La policía ya estaba desalojando el patio de butacas y el jefe corría hacia el escenario mientras pedía una ambulancia. «Un muerto y una mujer malherida, la noche va a ser larga» pensó el jefe de policía. No se le escapó que el director hacía mutis, así que llamó a su ayudante y siguió al hombre que estaba oculto tras el telón de fondo.

—Él está muerto —decía excitado —pero ella sólo está herida. No se ha podido terminar el trabajo. Se oyó un terrible crujido y el jefe de policía acudió para ver qué había pasado.

El director se balanceaba ahorcado con una soga que colgaba de la parrilla, gritó para que lo bajaran. En el suelo estaba el móvil. miró a quién había llamado: era el número del tenor asesinado.

 

@AsiloOscuro

Mientras la sangre de la diva se derramaba por las tablas del escenario, el jefe de policía trataba de entender lo que había ocurrido.

—Una llamada de la víctima a su asesino no era normal, a menos que…

De repente, como si una epifanía se mostrara al universo el tenor se elevó sobre todos los presentes. Una carcajada del director y una fría niebla se mezclaron en la ópera.

—Lo logré, lo logré —gritaba el director. Lo he despertado y su reino de oscuridad no tendrá fin…La tormenta había comenzado pero lo peor estaba por venir

 

@ElenaSilesB

El director había conseguido llevar su maléfico plan. La diva y el tener muertos. La oscuridad se apoderado del teatro. Sin la sangre hubiera teñido el escenario quizás podría haber un resquicio del final. Lo que no imaginaba es que no estaba tan solo como pensaba…

 

@DagmarSola

La Diva. La más grande en el escenario. No iba a dejar que nadie le robara su actuación, su protagonismo. Pero, tan malherida como había quedado, ¿por qué sentía su presencia allí, como un abrazo fantasmal? Ella, La Diva… ¡Un espectro!

No… ¿Qué ocurría? La policía, ¿qué hacía? Esto no iba bien. Había tanta y tanta sangre. Sentía que hasta su sabor le llegaba al paladar. Mas era impensable. Debía darse prisa, dejar de delirar. Pero La Diva, ¡La Diva! Y la policía…

 

@Ikormar

La policía acababa de desalojar todo el teatro.

Jefe ¿Qué hacemos?

El inspector que ostentaba la responsabilidad de aquello, permanecía quieto frente al escenario, pensando en lo bien que estaría entre los brazos de Elena, su joven amante. Pero no. Estaba allí y después tendría Que tirarse toda la noche con los informes de aquello.

Sacó un palulú ya usado del bolsillo de su chaqueta.

—Tomad declaración a todo aquél que haya visto algo. Y luego a la comisaría.

—¿Y usted?

—¿Yo? De lo mío ya me encargo yo. Así que vuela.

El agente extrañado se marchó. No tenía ganas de problemas.

El «jefe» miraba al director una sonrisa sardónica.

—Menudo espectáculo—dijo mientras daba palmas—. Te vas ha hacer famoso.

—¿Qué haces aquí?

—Joderte, hermano

 

@laiapavila

El director estaba pálido. Una sola palabra había sido más que suficiente para acabar con su poca cordiales. El miedo se cernía sobre él como el frío invierno, escuchaba el latir de su corazón en los oídos, ¡parecía que le iban a explotar! No había peor palabra para el director>

>que ese «joderte», los recuerdos le venían con fuerza y sus peores temores se iban confirmando conforme el inspector observaba la escena con una expresión inescrutable.

—No…—Susurró al inspector, que no le miró

Presa del pánico, se lanzó a recoger el cuchillo que seguía allí>

…En los mejores dramas dicen que no hay dos sin tres… Aunque tan rápido descendió el telón que ni el tercero se pudo conocer.

Esto puede interesarte también

Deja un comentario