White Dragon Cap 17 Elisabeth Thor

Capítulo 17

Nave consigue escapar a gran velocidad, la muerte esta vez
estuvo cerca y la caza de una simple dragona parecía que seria demasiado
complicada. Sailor había caído, toda su avaricia seria devorado por los
nigromantes que se estaban apoderando de las calles de la ciudad, la chica
seria llevada a su nido y allí acabarían con ella. Cada vez que sentían en el
ambiente que nacía una nueva guerra siempre estaban allí, estaban para devorar
los cadáveres que dejara el ejército. Kirna sabia que pasaría aquello ya lo vio
hace demasiado tiempo, su conexión eléctrica con el futuro era muy poderosa.
Mirando el enorme paisaje de la ciudad ya sabia como acabaría todo. Noah se
acercó al mago con miedo y con demasiada curiosidad, lo sabía todo de ella y
ella no sabia nada de él. George comenzó a echar más carbón en la caldera para
poder escapar con más potencia, Olaf conseguiría esconder la gran nave en una
zona de cientas de nubes para esconderse por un par de horas. Henry cogió
Robertson y lo encerró en la bodega desconfiando de él, lanzo su cámara contra
el suelo destrozándola.

-Maldita sea, es mi cámara- Dijo Robertson fastidiado al ver
romperse su cámara.

-Estarás aquí encerrado asta que crea que puedo confiar en
ti, tu amiga nos lo jugo.

Kirna vio como se acercaba Noah y West ya  sabia que tendrían demasiadas preguntas.

-Queréis preguntarme muchas cosas puedo verlo en vuestros
rostros.

-Pensaba que eran una leyenda-Dijo West.

Kirna sonrió al escuchar ese comentario, quedaban pocos
después de la guerra y podría ser uno de los últimos. De sus enormes brazaletes
no dejaban de salir cientos de pequeños rayos, esa electricidad que podía
controlar su gente.

-Joven en cada continente quedamos unos cuantos, estamos
siempre vigilando para intentar para a los dragones.

Kirna miro a los ojos a Noah y le miro con seriedad.

-Tú eres la joven que puede ver tantas veces en mis visiones
del futuro, tú eres la única que puedes cazar a esa dragona. No tenemos más
destinos que ayudarte.

-Puedes ver el futuro-Pregunto Noah.

-Si es así y tú significas mucho para que vuelva a nacer un
nuevo día.

-Moriré??

-Algún día morirás como todos, pero para eso quedan unas
cuantas décadas.

Kirna había visto el futuro de Noah y su final seria al
enfrentarse a un dragón mas temible que aquella dragona que podría cambiar su
destino.

Olaf miro con desconfianza al mago eléctrico, no confiaba en
los desconocidos. Henry le dio una cerveza para tranquilizarlo:

-Henry pensaba que esos magos eléctricos se habían
extinguido.

-Olaf desde que hace tres años te vi luchando con esas
malditas valkirias me puedo creer su dichosa existencia.

George se limpio el carbón de su rostro y vio con rabia como
Noah estaba con West, lo mas seguro que ella prefería estar con un chico con
tantos estudios como el. No miraría nunca a un simple mecánico, West miro el
cuello de Noah viendo el colgante que le puso George.

-Bonito colgante Noah.

Noah vio el colgante y pudo leer la inscripción, sonrió al
avergonzarle lo que ponía, miro a su espalda viendo a George. Se acercó a él y
le dio un beso en la mejilla.

-Sabes este talismán me a dado suerte para sobrevivir,
gracias George.

Una gran sombra se alzó sobre la nave de guerra, George miro
al cielo y pudo ver sorprendido como asustado lo que era. La gran dragona le
estaba observando preparada para su ataque. Kirna ya sabía que les encontraría
ya lo había visto en sus visiones de futuro, Olaf se puso a los mandos de la
nave intentando sacarles de allí. Noah sonrió al verlo, esta vez se volvería
enfrentarse a él y ganaría. West al ver que la muerte estaba tan cerca le cogió
del brazo:

-Maldita sea Noah apártate.

-West esta vez será mía.

Henry cogió sus prismáticos pudiendo ver con algo mas que se
acercaba a ellos, una flota de aviones de guerra.

-Maldita sea.

Kirna poso su mano sobre el hombro de Noah y le sonrió:

-Sabes lo que tienes que hacer, hazlo.

El mago eléctrico preparo sus brazos cargados de
electricidad para derribar unos cuantos aviones. Henry se acercó a él y le miro
a los ojos:

-Si puedes ver el futuro porque no me dices si saldremos de
esta.

-Salgamos de aquí a toda maquina, solo te puedo decir eso e
intenta no perder a la chica.

West miro con miedo lo que hacia Noah, como cualquier
cazadora no tenia ningún miedo, la chica dio un fuerte salto y se puso encima
dela dragona, esta al ver que tenia una extraña en su lomo comenzó a volar con
fuerza para deshacerse de ella.

La nave de guerra se alejaba mientras Kirna comenzó a
destrozar aviones de guerra, Olaf preparo nuevamente el arpón para matar a la
dragona que estaba en el punto de tiro, sintió como alguien le tocaba la
espalda, al girarse vio a George. Pensaba que estaría escondido bajo la mesa
por ser un cobarde:

-Olaf si matas a la dragona aras que Noah se mate también,
déjalo.

-Ja niñato hay fuera esta mi presa si quieres que la deje
tendrás que ganarme.

George miro al saco de músculos sabiendo de su imposible
victoria, pero en su espalda tenia una grata sorpresa para Olaf, una reluciente
llave inglesa.

Olaf no se lo esperaba pero recibió un golpe en toda la cara
que le dejo KO, George miro a la dragona que se revolvía por tener a Noah
encima:

-Ten cuidado…….

Noah intento darle fuertes golpes a la dragona con su bastón
para que perdiera el conocimiento, pero era como un muro de hormigón, se
revolvía e intentaba clavarle las garras. Pero la chica era demasiada rápida.
La joven abrió los ojos con fuerza al ver que se dirigirán a estrellarse contra
unas enormes oficinas.

Noah comenzó a correr por el cuerpo de la dragona y salto al
vacío rompiendo los cristales de uno de los despachos de la oficina.

Tomas Wong el trabajador mas antiguo de la empresa contaba
los días para su jubilación, su único placer era tomarse un café en la dichosa
maquina de café, prefería estar solo ya que no entendía a los jóvenes. Un par
de monedas y la dichosa maquina se volvió a tragar su dinero. Comenzó a darle
golpes para que le diera el café. Sintió el ruido de  cristales rotos, lo que fuera se dirigía hacia
él. Vio a Noah corriendo por el largo pasillo la chica le saludo y siguió su
camino. Tomas se quedo confuso con la extraña aparición de la joven. Pero lo
que le impacto más es ver aquel enorme monstruo atravesando y destrozando las
oficinas. El hombre grito sin cesar y al abrir los ojos vio que estaba vivo
pero en un desolado paraje.

-Ya esta hoy me jubilo.

Noah corrió con fuerzas subió a una de las mesas de
despacho, salto al vacío rompiendo una de las ventanas, volvió a caer encima de
los lomos de la bestia. La dragona parecía que tenía una sola dirección y era
donde estaban sus huevos. Noah cogió su bastón y lo abrió sacando una enorme
cuchilla, esta vez se lo clavaria en los puntos clave del monstruo para
matarlo.

Rezo en una antigua lengua de su gente, unas antiguas
palabras enseñada de cazadora a cazadora antes de mandar al gran paraíso de los
dragones a una de sus presas. Tan concentrada estaba en sus palabras que no se
dio cuanta cuenta cuando la dragona atravesó uno de los grandes ventanales del
edificio, con el golpe Noah salió disparada y cayó en donde parecía un gran
nido. Miro a su alrededor pudiendo ver dos grandes huevos, esos famosos huevos
que volvería a comenzar la guerra de los dragones. En  su brazo tenia clavado varios cristales y no
dejaba de sangrar. Al ver a la dragona y sin pensarlo dos veces se puso a la
defensiva sin saber lo que haría la vestía con ella. Grito con fuerza al ver
como se acercaba la bestia a ella, pero todo cambio de golpe cuando el gran
animal en vez de atacarla le lamio las heridas. En su tribu la saliva de dragón
era importante para curar las heridas y aquella dragona no quería que la
pequeña sangrara. Dejo caer el bastón y miro a los ojos al animal, por unos
instantes parecía que sus almas conectaban ancestralmente.

Noah miro a sus alrededor viendo una veintena de huevos,
tendría que matar a la dragona para ser al fin una cazadora, pero cuando veía
al animal sentía que sus alamas eran gemelas. La joven puso la mano en el
hocico de animal su mano y le miro a los ojos.

-Quieres defender a tus crías no es así, yo no puedo acerté
daño. Seria como matar mi alma.

-es cierto pequeña- la voz de Kirna resonó en el edificio.

Al final la nave consiguió aterrizar en aquel edificio, el
mago sabia desde el primer momento que las almas dela dragona y Noah estaban
conectadas. El animal buscaba a su defensora y no quien pudiera matar a sus crías.

-Noah a veces ocurre, algunas mujeres de tu tribu nacen con
su alma ligada a la de un dragón y se vuelven su defensora.

Henry se cruzo de brazos junto a Olaf, West corrió hacia
Noah y la abrazo. Tuvo por unos segundos miedo de que pudiera hacerle hecho
daño.

-Estoy bien, estuve jugando con la dragona-Dijo Noah.

Olaf estaba molesto por no poder arponear al animal:

-Maldita sea podríamos matarlo a hora mismo y una cosa que
me golpeo la cabeza hace una hora.

-Olaf a hora mismo creo que necesitamos toda la ayuda
posible, el general esta detrás de nosotros…….

George bajo de la nave sonriendo al ver a Noah y a un
lastimado Olaf:

-Puff tendré que revisar la nave se ve que está cayéndose a
trozos y podría golpear a alguien.

Lilith furiosa con aquella situación, se sentía impotente
por a ver perdido ante una cría dos veces. Estaba enfadada porque no poder a
ver eliminado a esa estúpida cazadora. Sobrevolaba la ciudad con su traje de
unidad de caballero, disparaba a los edificios para calmar su ira.

Liar había formado su círculo de sangre en medio de la sala,
se puso de rodillas para derramar las últimas gotas de su verdosa sangre.
Cromwell la miraba en silencio sabiendo lo que iba hacer, usaría sus poderes
para localizar al grupo y intentar acabar con ellos.

Los ojos del nigromante se volvieron blancos para desatar
todo sus poderes, en su estado una asquerosa baba verde corría por su boca
lentamente. Veía cientos de edificios y al fin como esa enorme dragona llegaba
al edificio.

Noah no quería mirar como le cosían las heridas y miraba a
los ojos dela dragona que incubaba sus huevos. Al acabar de vendarle el brazo
West le ofreció una agradable sonrisa.

-West crees que esta dragona será la que comience la segunda
guerra??

-Forma parte de tu alma solo creo que quiere defender a sus
crías……….

Lilith lejos de allí respiraba llena de ira, esa maldita
cazadora había conseguido escapar de ella unas cuantas ocasiones. Sobrevolaba
las ciudad con su unidad de caballero, con rabia comenzó a dispara hacia
algunos edificios, casi todos estaban abandonados. El ejército se entretuvo en
evacuar a la ciudad por una mentira.

Liar había montado su círculo de sangre en medio del
despacho de su padre, cayo al suelo cuando se abrió una cicatriz y dio su
sangre verdosa para su ritual. Cromwell miraba en silencio a la espera de ver
alguna clase de éxito. Los ojos de la nigromante se volvieron blancos y una
baba verde caía por su boca lentamente.

Pudo ver esa enorme fuerza que sobrevolaba la ciudad, pudo
ver donde se escondían los mercenarios y la joven cazadora acompañada por el
mago eléctrico.

George miraba la nave de guerra y los cientos de agujeros
que le habían hecho los aviones de guerra, tendría demasiado trabajo. Escucho
unos extraños ruidos, intrigado se acercó hacia uno de los grandes ventanales,
había una extraña mancha verde en el suelo. Algo le cogió del pie, unas manos
con afiladas garras de acero. Al caer al
suelo vio como esa extraña figura fue saliendo del charco verde, Liar
había creado una doble perfecta para atrapar el grupo. George grito al ver a
nigromante.

Esta comenzó a soltar un grito ensordecedor, con esa llamada
llamaba a sus hermanos a hora miles en la ciudad

Esto puede interesarte también

Deja un comentario